Los deportistas suelen ser seguidores la glucosamina, debido a los múltiples beneficios que les brinda. Sus propiedades actúan aliviando el dolor en las articulaciones que produce el ejercicio físico.

Entre estos dolores, podemos considerar los que afectan rodillas, tobillos, codos, brazos, piernas y cadera. Asimismo, ayuda a mantener la integridad estructural de las articulaciones y del tejido conectivo.

La glucosamina lubrica y amortigua las articulaciones, resultando beneficiosos, también, a largo plazo. En los procesos de rehabilitación a causa de lesiones físicas, la glucosamina favorece la reconstrucción de las articulaciones dañadas.

1. ¿Qué es la glucosamina?

La glucosamina es un azúcar natural modificado, precursor de los glucosaminoglicanos (GAG). Es necesaria para la formación del colágeno. Los condrocitos (las células del tejido cartilaginoso) sintetizan la glucosamina a partir de la glucosa y la glutamina (un aminoácido). Es el mayor componente del cartílago articular.

2. ¿Es necesario consumir glucosamina?

Cuando las personas son jóvenes y gozan de buena salud, no necesitan tomar suplementos de glucosamina. Sin embargo, en el caso de personas mayores que tienen problemas en sus articulaciones o artritis, se vuelve necesario consumir glucosamina.

3. ¿La glucosamina cómo facilita la restauración del cartílago?

La glucosamina como suplemento dietético puede ser capturado por los condrocitos y utilizado para la construcción del cartílago nuevo.
La glucosamina puede ser completamente absorbida por los intestinos y pasar al sistema sanguíneo, llegando al líquido sinovial y a los vasos sanguíneos del tejido óseo, donde penetra al cartílago, los condrocitos la absorben y así comienza la síntesis de nuevo colágeno y glucosaminoglicanos.

4. ¿De dónde sale la glucosamina que se encuentra en los suplementos naturales?

Los suplementos son derivados de las conchas y de mariscos como el camarón, el langostino y el cangrejo.

5. ¿Cómo actúa la glucosamina en casos de osteoartritis?
  • Minimiza el deterioro del cartílago
  • Disminuye el dolor
  • Aumenta la movilidad articular

La glucosamina provee los elementos naturales de construcción para el crecimiento, reparación y mantenimiento del cartílago. Ayuda al cartílago a absorber agua y mantiene la articulación lubricada estadísticamente significativo en la mejoría del dolor y la función articular, igual o mejor que la terapia convencional.